Barajas está cerrado y el transporte público se suspende este sábado, que empeora la previsión meteorológica. Los servicios de emergencia trabajan de madrugada para auxiliar a decenas de vehículos que se encuentran atrapados en las principales vías de circunvalación

Madrid se ha colapsado. La fuerte nevada que está cayendo en toda la autonomía y también en la capital ha obligado a cerrar el aeropuerto de Barajas tras la caída de la noche. Decenas de coches además se han visto atrapados esta noche en las principales circunvalaciones de la región y las autoridades repiten llamamientos a la población para que evitar la movilidad, dado que el temporal continuará azotando al centro de España: para las próximas horas los partes del tiempo auguran temperaturas de hasta 13 grados bajo cero en la capital.

Debido al temporal, esta noche, la Delegación del Gobierno en Madrid, a petición del Ejecutivo regional, ha solicitado la activación de la Unidad Militar de Emergencias ante “la gravedad de la situación y su posible afección a la población”.

“En este momento estamos centrados en el rescate de conductores que están atrapados en distintos puntos kilométricos de la Comunidad de Madrid, con el objetivo de ponerles en zona segura. Para ello se ha activado toda la capacidad del cuerpo de bomberos de la Comunidad de Madrid, el de la ciudad de Madrid”, informaba el 112 en redes sociales este viernes.

La Comunidad ha detallado que se han requerido equipos en los municipios del eje de las carreteras A5 (Móstoles y Alcorcón); A3 (zona de Rivas Vaciamadrid y Arganda) A-4 (Aranjuez y Ciempozuelos).

El alcalde de la ciudad, José Luis Martínez-Almeida, ha pedido a la población que permanezca en sus casas, dado que la previsión para mañana apunta a un empeoramiento del tiempo. Los servicios de autobuses no funcionarán durante todo el día. “Pido a la gente que no salga de casa”, dijo minutos antes de la medianoche y advirtió que en ese momento había 60 vehículos atrapados en la M30, una de las principales arterias de la ciudad.

La región se encontraba desde las seis de la tarde bajo aviso rojo –el máximo– por fuertes nevadas y la alerta durará hasta la primera mitad del sábado. Las previsiones pronostican que pueden llegar a acumularse 15 centímetros de nieve en 24 horas. Ahora se esperan hasta 20 en numerosas zonas de la autonomía, entre ellas el área metropolitana.

AENA ha alegado motivos de seguridad para suspender las operaciones en el aeropuerto madrileño y ha anunciado que la suspensión se mantendrá hasta que se produzca “una mejora de la visibilidad”. La sociedad pública afirma que “prosiguen las labores de limpieza de pistas para recuperar la operativa lo antes posible”. En una entrevista en el Telediario de TVE el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, ha confirmado el cierre del aeropuerto y ha explicado que “los vuelos están siendo desviados” por “motivos de seguridad”.

Algunos viajeros permanecen metidos en aviones que no han podido despegar y que se encuentran en la pista del aeropuerto. El primer equipo de fútbol del Real Madrid está también atrapado en Barajas.

No ha sido el único medio de transporte afectado. Renfe ha anunciado la supresión del servicio de Alta Velocidad (AVE) en la línea de Madrid-Cuenca-Valencia a partir de las 21:00 horas de este viernes y hasta la mañana del sábado por las fuertes nevadas a causa de la borrasca ‘Filomena’ y por acumulación excesiva de nieve a lo largo de la línea. Paralelamente, ADIF ha anunciado la suspensión de los trenes de cercanías a partir de las 22:00 horas. La empresa ya había comunicado esta misma tarde el cierre de varias líneas de media distancia por el temporal.

El temporal ha obligado a la Comunidad de Madrid a declarar el nivel 2 del Plan de Inclemencias Invernales y a tomar el control del dispositivo de seguridad en toda la región a excepción de la capital.

En carreteras, la M-40 permanece cortada a la altura de Las Tablas hacia la carretera M-607, así como los túneles urbanos de la capital debido a los problemas causados por la nevada que sigue cayendo sobre la ciudad de Madrid, en alerta roja por el temporal. La gran cantidad de nieve ha obligado incluso a cortar algunos puntos de la autovía de circunvalación M-30 en la zona norte de la capital donde decenas de coches se encuentran atrapados. Además se han cerrado instalaciones municipales y bibliotecas y se han suspendido las actividades deportivas.

El alcalde José Luis Martínez-Almeida ha informado de que en esta misma vía ya hay carriles con circulación restringida, fundamentalmente a su paso por la Avenida de la Ilustración, aunque ha subrayado que la M-30 sigue abierta. “Vamos a poner todos los medios, sabemos que es un arteria esencial para Madrid”, ha comprometido. En una entrevista en Antena 3, el alcalde de Madrid ha alegado que se trata de una nevada sin precedentes en los últimos cincuenta años y ha pedido a los vecinos que permanezcan en sus casas hoy pero también durante el sábado cuando se prevé que las fuertes nevadas continúen.

Atascos en carreteras regionales
Seis carreteras competencia de la Comunidad de Madrid han sufrido atascos a consecuencia de la nevada (M-319, M-328, M-122, M-226, M-229 y M-408) y la M-607 registra “un par” de kilómetros de retención a la altura de El Goloso.

Lo ha explicado el consejero de Transportes, Ángel Garrido, en una entrevista en ‘Onda Madrid’, donde ha hecho hincapié en que los atascos en la M-607 son producto posiblemente de los problemas de la M-40. “Cuando una arteria se ve afectada hay repercusiones colaterales”, ha indicado.

En medio de la ola de frío, 800 familias permanecen sin luz en la Cañada Real, un asentamiento ubicado a 15 kilómetros de la Puerta del Sol donde viven 4.500 personas y que no disponen de energía desde hace más de tres meses.

Artikulli paraprakPhiladelphia Police Open Fire On Black Man After Yelling At Him To Drop Knife (VIDEO)
Artikulli tjetër“Kam ardhur të vras presidentin”! Arrestohet 27-vjeçari që kërcënoi Bidenin